EL ABOGADO MARTIN FUENTES MORALES ES NUEVO MAGISTRADO EN PUEBLA DEL TSJ

EL ABOGADO MARTIN FUENTES MORALES ES NUEVO MAGISTRADO EN PUEBLA DEL TSJ

JURISTA estudioso del Derecho, y defensor de las causas del justiciable en Puebla, . Ese poder público en el que estrictamente no se administra , ni se procura, sino que se imparte Justicia. Justicia que admite tantos puntos de vista como partes involucradas en los temas de competencia, pero que debe encontrar equilibrios siempre, con las resoluciones definitorias de los valores sociales más aspiracionales que justifican
la existencia de todo poder público. La justicia es un valor, es una aspiración; es el ingrediente más importante en el desarrollo igualitario de la sociedad.

PRIMERAS PALABRAS DE MARTÍN FUENTES AL SER NOMBRADO MAGISTRADO DEL TSJ EN EL ESTADO DE PUEBLA

Agradezco infinitamente me hayan propuesto y aprobado como Magistrado miembro del Poder Judicial. Al titular del Ejecutivo, y, a la soberanía legislativa, mi reconocimiento por la propuesta y la aprobación consecuente; a la sociedad, mi compromiso por una sociedad más justa y humana. Pero mucho más todavía, a quien generosamente antes de contar con las facultades públicas de un mandato popular, hizo posible mi incursión en el Sistema de Justicia del que tantas veces comentamos, debemos mejorar y hacerlo accesible, entre muchas otras reformas que se impulsarán en el porvenir.

En este año de renovación Republicana, la expectativa social también pondrá sus ojos en los juzgadores. De ahí la importancia de tener clara visión de la expectativa que genera esta oportunidad de alta responsabilidad que me han confiado.

CUANDO INICIA MARTÍN FUENTES SU CARRERA EN LA ADMINISTRACIÓN PUBLICA

Un 13 de marzo de 1987, hace 37 años, recibí mi primera encomienda pública; más de once años en Gobernación, terminando como Director General; seis años en congreso del Estado: tres de legislador (presidiendo la comisión de Justicia, Puntos Constitucionales y Protección Civil) y tres de asesor general; seis años más en la extinta -pero muy exitosa- Procuraduría del Ciudadano; y, dos breves plazos en Gobierno Federal, culminando como delegado de la Procuraduría Agraria.
Las anteriores, son piezas de un rompecabezas de la formación que me antecede para enfrentar el futuro, no sólo como juzgador, sino como facilitador de la conciliación formal y material del Derecho y la Justicia que éste debe provocar.

REDACCION

Publicar comentario