Abraham Ancer: “ser terco” para ganar en LIV Golf

Abraham Ancer: “ser terco” para ganar en LIV Golf

La última vez que Abraham Ancer vio al primer entrenador de su vida, Sergio García, fue en la fecha del calendario LIV Golf en Mayakoba, México. Un fin de semana de febrero con malos resultados en casa, luego de terminar en la posición 28. Pero un mal torneo no es una mala temporada, porque un mes después, Abraham se levantó y besó su primer trofeo de la liga en Hong Kong Golf Club.

La última ronda (el domingo) y decisiva para pasar a la celebración con la champaña fue en un desempate entre Abraham, Cameron Smith y Paul Casey. El mexicano consiguió un birdie en el primer hoyo, mientras que Casey y sus compañeros del equipo Crushers GC ganaron su segundo trofeo de equipo consecutivo con otro rally de la ronda final para una victoria de dos golpes sobre Torque GC.

“Estoy muy orgulloso de cómo me sentí mentalmente y de cómo luché durante toda la ronda sin tener mis mejores herramientas”, dijo el mexicano tras coronarse campeón.

Hong Kong es el segundo torneo de los tres eventos de LIV Golf en la gira asiática, y el tercero será en mayo en Singapur. El título de Abraham este fin de semana se suma al que obtuvo en el Emirates Australian Open 2018 y el WGC-Bridgestone Invitational 2021 en el PGA Tour y además, ganó 4 millones de dólares.

El equipo de Ancer se llama Fireballs y el capitán es el español Sergio García, pero realmente, el primer capitán que impulsó su carrera en este deporte fue Don Sergio García, quien fue la persona que enseñó a Abraham a usar el palo de golf a los 3 años de edad, en el Club Campestre de Reynosa. Incluso, antes de apodarse “El turco” el entrenador le puso “la metralleta”, por ser un niño enfocado en golpear en fila todas las bolas sin hacer pausas.

La fortaleza mental de la que habla Abraham en Hong Kong es la misma que Don Sergio sembró en su infancia. Después de tres décadas, ambos se reencontraron en Mayakoba y El Economista pudo hablar con ellos.

_ Don Sergio ¿qué consejo le daría a Abraham en este momento de su carrera?

“Que siga siendo terco nada más, para que pueda seguir progresando aún más de lo que ya ha logrado”, respondió el señor que vestía su gorra roja con el logo del equipo Fireballs.

“Esa es la fórmula, hay que terquearle”, añadió Ancer.

INFORMACION: EL ECONOMISTA

Publicar comentario